SALLIQUELÓ

La grata y sorprendente experiencia del teatro ciego

Algo más de 200 afortunados espectadores que este miércoles decidieron asistir al teatro disfrutaron de “Un viaje a ciegas”, la obra que ofreció la compañía Teatro Ciego en el salón del club Jorge Newbery en dos funciones.

La grata y sorprendente experiencia del teatro ciego
Veradia.com

Fue un verdadero acierto de la dirección de Cultura, que ofreció el espectáculo en forma gratuita en el marco de la 4ta. Feria del Libro organizada por la Biblioteca Pública Municipal.

La experiencia del teatro ciego comienza antes de entrar a la sala, que antes y durante toda la obra estará en completa oscuridad. Se arman filas para ingresar, tomados de los hombros y un acomodador ubica a cada espectador, en medio de algunas risas nerviosas y un poco de desconcierto.

“Un viaje a ciegas” cuenta un día en el Bar de Ramírez con sus característicos personajes: el propio Ramírez, el dueño; Arturito, el pibe que limpia; el borracho Rosendo; un pianista y la cantante Ernestina -siempre afectada por penas de amor- que brinda su show en el local. Todos tendrán la fisonomía que cada espectador vaya creando en su imaginación.
Dentro del bar, las conversaciones de los parroquianos los llevan a contar anécdotas que crearán nuevos escenarios.

Ramírez relatará cómo conoció a su esposa, Rosendo evocará sus viajes de juventud y Ernestina brindará su show con excelentes interpretaciones en vivo de Se dice de mí, Naranjo en flor, Adiós felicidad (un viejo bolero cubano) y un final festivo con Hit the road Jack, otra vieja canción popularizada por Ray Charles.

Las sorpresas para el espectador no se terminan cuando se adapta a la total oscuridad y su imaginación comienza a crear escenarios y fisonomías. Porque también olerá el café que prepara Ramírez, sentirá el viento de una fuerte tormenta y hasta será salpicado cuando Arturito intenta que el borracho se despeje en una palangana de agua.

Con pasajes de humor absurdo y emotivos momentos, el espectador llega a olvidarse que está privado de la vista y se sumerge en la historia y sus personajes, guiado por el resto de sus sentidos, atentos más que nunca. El público salliquelense, sorprendido gratamente, dedicó un largo y sostenido aplauso a los actores al finalizar el espectáculo, cuando encendieron una tenue luz para saludar y luego volvieron a dejar la sala a oscuras por unos instantes.

La compañía Teatro Ciego tiene en Buenos Aires varias obras en cartel y un elenco itinerante, que este fin de semana se presenta en ciudades cercanas como Trenque Lauquen y Santa Rosa.