Salliquelo
MIN º
MAX º
T: º

SALLIQUELÓ

La Sociedad Italiana comprará un proyector digital para el cine

Desde la institución se estima que para los primeros días del mes de julio contarán con el proyector digital cuya gestión de compra se encuentra en proceso, con esta adquisición el cine de la Sociedad Italiana estará en condiciones de proyectar los estrenos y mejorará la calidad de imagen y sonido.

La Sociedad Italiana comprará un proyector digital para el cine
Veradia.com

El 31 de diciembre del año 2014 dejaron de producirse en todo el mundo las cintas para proyección de películas dando lugar al formato digital, los altos costos para la adquisición de un proyector digital hicieron que el cine de la Sociedad Italiana solamente proyectara películas en formato cinta y no tuviera acceso a los estrenos.

Luego de muchas gestiones para intentar acceder a un proyector digital la Sociedad Italiana decidió vender el local ubicado a la izquierda de a la sala sobre la calle Pueyrredón al respecto el Presidente de la institución, Luis Campodonico, explicó: “Cambiamos el local por el proyector, un bien inmueble por un mueble, el dinero que percibimos por la venta se utiliza nada más que para la compra del proyector porque el valor es prácticamente el mismo”.

Campodonico afirmó que, si bien no tienen la certeza, es altamente probable que para los primeros días del mes de julio el proyector digital ya se encuentre en la sala: “Una vez que llegue necesitamos hacer muchas gestiones administrativas para iniciar la actividad, eso nos va a llevar tiempo, la semana que viene vamos a gestionar en el Instituto del Cine para reinscribirnos, luego hay que reunirse con las distribuidoras de películas y a partir de allí tendremos la posibilidad de comenzar con las proyecciones, si todo marcha bien esperamos comenzar para las vacaciones de julio”.

El Presidente de la Sociedad Italiana hizo un análisis de la mirada que tiene la institución sobre el cine: “Si la sala se llena estamos contentos, se genera un rédito económico que obviamente no es desechable y sirve para mejorar la sala, pero lo que intentamos es que el cine sea una actividad de divertimento, distracción, entretenimiento, cultural, pero fundamentalmente queremos mantenerla como un hecho comunitario, que la gente sepa que acá está el cine y que es útil para el pueblo”.

Por último Campodónico recordó a quienes apoyaron este proyecto: “Quiero mencionar a Heberto Molina que tenía interés en este tema y hoy seguramente estaría muy contento, y también a mis compañeros del hospital que siempre me han estimulado para que siga con esto”.