Salliquelo
MIN º
MAX º
T: º

SALLIQUELÓ

La Sala Cine de la Sociedad Italiana atraviesa momentos de incertidumbre

A la escasa afluencia de público se suma la falta de estrenos motivada por el cierre de salas en las grandes ciudades. Además, tampoco hay actividad en Santa Rosa y General Pico, de donde se reciben las películas.

La Sala Cine de la Sociedad Italiana atraviesa momentos de incertidumbre
Veradia.com

La Sala Cine de la Sociedad Italiana atraviesa momentos de incertidumbre, con futuro incierto al igual que todos los cines en el contexto sanitario que se atraviesa desde el inicio de la pandemia.

En estos momentos, por el cierre de las salas en las grandes ciudades, no hay estrenos en el país. “Las películas están, pero no se estrenan, debe haber incluso películas del año pasado sin estrenar”, dijo a Veradia.com el presidente de la Sociedad Italiana, Luis Campodónico, explicando al respecto que “a las compañías propietarias de las películas les conviene vender entradas y las entradas se venden en las grandes ciudades, entonces mientras las salas no abran en las grandes ciudades las películas no se van a estrenar”.

En el caso de Salliqueló, a la falta de estrenos se suma el cierre de las salas en Santa Rosa y General Pico, ciudades desde donde se reciben las películas a proyectar. Esto hace que se repitan películas para mantener el cine en funcionamiento. “Cerrar es en lo último que pensamos -aclaró Campodónico-, por eso en estos dos fines de semana que viene vamos a proyectar películas que ya dimos y las tenemos acá”.

En cuanto a la asistencia de público a la sala, dice que se replica a nivel local lo que sucede a nivel nacional, “no funcionan las películas para grandes”. Se piensa que esta situación puede estar motivada por el miedo de las personas mayores a contagiarse. En cuanto al cine infantil, “funciona más o menos bien, también igual que a nivel nacional”.

La Sala Cine de la Sociedad Italiana trabaja con un 30% de su capacidad y “Godzilla Vs Kong” fue la proyección más exitosa entre las últimas. “El resto flojo”, dice Campodónico, explicando que el objetivo principal de mantener el cine abierto es fundamentalmente social y cultural, por sobre lo comercial y lo económico. No obstante, en términos generales, la sala resulta autosustentable.

“Hay que mirar los pueblos cercanos para valorar la posibilidad que tenemos, vemos que la gente tiene avidez de salir, pero a lo mejor el cine no le interesa”, reflexiona respecto a la afluencia de público. “No sé cuanto influyen las opciones que hoy cada uno tiene en su casa, pero nuestro objetivo es que la gente tenga un lugar para ir de vez en cuando los fines de semana”.

Más allá de ese objetivo, reconoce que duele abrir el cine y que vayan 10 personas como ha sucedido, “dejando de lado el gasto, a nosotros nos estimula que vaya gente, y si es por miedo al contagio creo que hay muy poco riesgo en nuestra sala, porque es un espacio muy grande”. A pesar de la escasa asistencia, en el caso extremo de llegar a un cierre, sería transitorio e inducido por la situación.

Como opción para mantener las puertas del cine abiertas, se analiza incluso la posibilidad de realizar funciones gratuitas, proyectando sagas o películas con algunos años de antigüedad.

 

Para este fin de semana las entradas tendrán un costo reducido, a precio de dos por una, y la cartelera anunció:

 

Raya y el último dragón

(Animación / Familiar / Aventura)

Sábado a las 19 hs.

 

Tiempo atrás, en el fantástico reino de Kumandra, los humanos y los dragones vivían juntos en armonía, pero cuando unos siniestros monstruos conocidos como los Drunn amenazaron al mundo, los dragones tuvieron que sacrificarse para salvar a la humanidad. 500 años después, esos mismos monstruos han regresado y la humanidad depende de una independiente guerrera, llamada Raya, para encontrar al último dragón y detener para siempre a los Druun. A lo largo de su viaje, Raya aprenderá que se necesita algo más que magia de dragón para salvar al mundo: también se necesita confianza.