Proyectan concretar el gasoducto entre Vaca Muerta y Salliqueló

La Secretaría de Energía de la Nación lo incluyó como una obra prioritaria dentro de un paquete de ductos troncales, que pretende encarar con financiación de empresas chinas.

Proyectan concretar el gasoducto entre Vaca Muerta y Salliqueló
Veradia.com

El tendido de un gran gasoducto que partiendo de Vaca Muerta (Tratayén) llegue hasta San Jerónimo (Santa Fe), pasando por Salliqueló (Buenos Aires), constituye el principal proyecto incluido en el paquete de obras troncales que el gobierno quiere financiar con empresas chinas.

Sin embargo, esta iniciativa no es la única, existen otras tres importantes obras que la secretaría de Energía prevé impulsar.

Si bien la inclusión de la obra del gasoducto troncal Tratayén, Salliqueló y sur de Santa Fe ya había sido confirmada días atrás por Argenports.com, el sitio especializado Econojournal dio a conocer un minucioso informe donde expone valiosa información sobre los planes del área que conduce Darío Martínez.

 

Pedido de la UIBB

Precisamente la traza Tratayén - Salliqueló habia sido objeto de fuertes reclamos por parte de la Unión Industrial de Bahía Blanca cuando el año pasado se mencionó la posibilidad de tender dicho ducto cientos de kilómetros más hacia el oeste.

La entidad gremial empresaria incluso pidió una reunión con el gobernador Axel Kicillof sobre este tema al entender que una traza más lejana impediría la concreción en Bahía Blanca de varios proyectos industriales y de los planes de exportación por barco de GNL desde el puerto local. 

Ahora se informó que la secretaría de Energía tiene 15 días para entregar documentación técnica a Powerchina y Shangai Electric, las cuales luego tendrán 60 días para elaborar un proyecto ejecutivo destinado a ampliar el sistema de transporte de gas.

En el memorándum de entendimiento firmado con las empresas chinas se incluyeron al menos cinco proyectos en el futuro sistema de gasoductos troncales.

Allegados a esa cartera explicaron a EconoJournal que el Gobierno incluyó bajo ese paraguas la realización en simultáneo de más de cinco obras de gran porte en el sistema de gasoductos.

En la lista de iniciativas, que en total suman unos US$ 3000 millones, figuran las siguientes:

 

- La construcción de un nuevo gasoducto troncal entre Tratayén (Neuquén) y Saliqueló (Bahía Blanca), con un loop hasta la planta de San Jerónimo (Santa Fe), un tendido que intentó movilizar el gobierno anterior mediante dos licitaciones que finalmente quedaron desiertas por el recrudecimiento de la crisis económica argentina. Demandará una inversión de alrededor de US$ 1300 millones.

 

- La ampliación del sistema centro-oeste de gasoductos entre las localidades de La Mora y Tío Pujio (Córdoba); una obra con un presupuesto de alrededor de US$ 1100 millones.

 

- El incremento de la capacidad de transporte del gasoducto San Martín, que conecta la cuenca Austral con Buenos Aires.

 

- El aumento de la compresión en el gasoducto del Noreste (GNEA), para llevar gas desde el sur del país hasta las provincias del norte.

 

La obra que no está incluida es la construcción del gasoducto Mercedes-Cardales, que está en carpeta desde hace años.

Lo llamativo, según coincidieron consultores y directivos de empresas productoras y transportistas consultadas, es que algunas de esas obras no parecen ser del todo compatibles entre sí.

“No tiene sentido construir un nuevo gasoducto troncal desde Neuquén hasta Buenos Aires y al mismo tiempo, ampliar el sistema centro-oeste para traer el gas de Vaca Muerta hasta Buenos Aires por las provincias del norte. También habría que analizar si hace sentido ampliar el San Martín si la cuenca Austral no está en condiciones de aportar más gas. Hoy está declinando”, explicó el gerente de Gas de una petrolera.

 

Allegados a Energía, sin embargo, respondieron que “se realizó un balance de flujo de gas detallado para constatar la existencia de demanda en verano e invierno y a partir de eso, se definió la conveniencia técnica de los proyectos”. 

“No obstante, el detalle de las obras no es definitivo”, agregaron.

 

 

Plazos previstos

La secretaría de Energía tiene ahora 15 días para enviar a Powerchina y Shangai Electric la documentación técnica que soliciten las empresas asiáticas.

Una vez cumplida esa instancia, las compañías chinas tendrán un plazo de 60 días para elaborar el proyecto ejecutivo con los detalles técnicos de cada obra de transporte.

No existe, hasta ahora, ningún acuerdo de exclusividad entre las partes. Esa discusión recién se abordará cuando las constructoras chinas entreguen el proyecto ejecutivo.

“Cuando hagan la presentación se empezará a discutir el contrato comercial y la propuesta de financiamiento correspondiente que traigan las empresas chinas. En este momento, creemos que lo mejor es trabajar con un esquema de préstamo de país-país, pero se evaluará llegado el caso después de que la empresa presente el proyecto ejecutivo”, explicaron allegados de la Secretaría de Energía.

 

Fuente: La Nueva.