Galería de Fotos." /> Galería de Fotos."/>

SALLIQUELÓ

La primera milonga Pasión Tanguera fue todo un éxito

El evento tanguero arrancó por la tarde con un seminario de tango en la sala de actos del HCD para luego terminar con una auténtica milonga en el salón de fiestas del club Jorge Newbery por la noche. Mirá la Galería de Fotos.

La primera milonga Pasión Tanguera fue todo un éxito
Veradia.com

Los profesores Sergio Giraudo y Claribel Rivera, de Santa Rosa, dictaron un seminario de tango tradicional en el recinto del Concejo Deliberante el sábado por la tarde. Allí un buen número de parejas pudieron aprender a bailar tango o perfeccionar sus técnicas de baile; la capacitación fue organizada por el mismo grupo de gente con la colaboración de la dirección de Cultura local.

Por la noche en el salón de fiestas del club Jorge Newbery, Mercedes Pajón, una de las referentes de esta actividad en Salliqueló, comentó: “Todo arrancó con un proyecto que le presenté a (el director de Cultura) Juan Jáuregui, con la idea de empezar a hacer milongas en Salliqueló, ya que acá no se hacían, si queríamos milonguear nos teníamos que ir afuera. Él nos dio el apoyo y a raíz de eso empezamos a programar la primera milonga en Salliqueló, hoy por suerte la convocatoria fue excelente, vino mucha gente de La Pampa, de Trenque Lauquen, de Gral. Pico, bueno de todos lados.”

Mercedes explicó que una milonga es “un encuentro para la gente que le gusta bailar tango, milongas, vals, algún pasodoble, en general se trata de eso, hay mucha gente que le gusta bailar pero por ahí no se juntan entonces la idea es poder unirlos acá, la idea es poder hacer estas milongas dos o tres veces al año y que la gente pueda juntarse”.

En esta oportunidad también se presentaron los artistas locales Juan Carlos Fontán y Edith Ortiz y de Trenque Lauquen, el dúo de Fredi Angulo para luego continuar con música con un discjockey de Santa Rosa.

Para finalizar Mercedes quiso agradecer “a toda la gente que me ha apoyado en esto, a Juan Jáuregui por su colaboración, a toda la gente que vino de afuera, a los profesores que dictaron el seminario, a Daniel Valdegaray que pasó la música y a los que vinieron porque realmente les gusta bailar tango”.